A continuación, presentamos datos interesantes relacionados con Propiedad Intelectual. La presente colaboración de la Lic. Marcela Bolland, coordinadora de la Comisión de Difusión AMPPI, se relaciona con la historia de Hedy Lamarr, mujer que colaboró grandemente con el surgimiento de lo que hoy conocemos como tecnologías de la información y la comunicación.

 

¿Quién fue Hedy Lamarr? Hedy Lamarr nació en la Ciudad de Viena el 9 de noviembre de 1914, siendo su nombre real Hedwig Eva Maria Kiesler.  Aunque comenzó estudios de ingeniería, los abandonó en busca de cumplir su sueño de ser actriz. En 1932 se convirtió en una figura polémica al participar en la película Éxtasis, cinta muy arriesgada para su época y censurada por muchos.  En 1941 cuando el mundo se encontraba envuelto en la segunda guerra mundial, Hedy quería apoyar a los aliados, e inicialmente ofreció su trabajo y su preparación como ingeniera al National Inventors Council.  Sin embargo, su oferta fue rechazada desde el punto de vista científico, sugiriéndole que mejor aprovechara su belleza física para recaudar fondos mediante la venta de bonos de guerra. Entonces ideó una campaña de recaudación en la que cualquiera que adquiriera US $25,000 o más en bonos, recibiría un beso de la actriz. En una sola noche vendió 7 millones de dólares.  Pero Hedy quería tener una participación más intelectual en guerra por lo que se dedicó a realizar investigaciones en materia de comunicaciones, hasta que junto con George Anthcil inventó un sistema de comunicación que permitía la transmisión segura de mensajes entre los aliados y el envío de señales a sistemas de armamento por control remoto.  El 10 de junio de 1941 presentaron juntos ante la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos la solicitud de patente para la invención intitulada “SECRET COMMUNICATION SYSTEM que, reivindicaba protección sobre “un sistema secreto de comunicación (que consta de) una estación transmisora incluyendo medios para generar y transmitir ondas portadoras de una pluralidad de frecuencias…”.  Aunque en ese momento, el gobierno americano estimó que el sistema no era apto para ser utilizado y decidido no implementarlo, el sistema patentado por Hedy y George fue utilizado por el gobierno americano después de que caducó la patente en la crisis de los misiles de Cuba en 1962 y en la guerra del Vietnam. Increíblemente, muchas de las tecnologías inalámbricas como Bluetooth® y Wi-fi® que utilizamos hoy en día tiene su base en la invención patentada por Hedy y George.  Lamentablemente, ni Estados Unidos, ni su país natal, Austria la reconocieron en su momento como la gran inventora que fue.  Actualmente, el día de inventor en Austria es celebrado el 9 de noviembre, quizá como un reconocimiento tardío.

 

 

 

 

Recuerden visitar nuestro sitio web www.amppi.org.mx y estar en contacto vía nuestras redes sociales en Facebook: @amppiacmx; Instagram: amppi_ac; Twitter: @AMPPI_AC y LinkedIn: AMPPI A.C.

 

 

 

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad exclusiva del autor y no representan necesariamente los puntos de vista de la AMPPI.

Todos los Derechos Reservados©. La reproducción, copia y utilización total o parcial del contenido está expresamente prohibida sin autorización. Asociación Mexicana para la Protección de la Propiedad Intelectual, A.C.